Son realmente afrodisiacos los mariscos o es solo un mito

Hay, sin embargo, un poco de verdad en la creencia, ya que las ostras son una fuente rica en zinc, mineral indispensable para la maduración sexual en adolescentes y para la producción de esperma en los adultos, desgraciadamente todavía no se descubre cuántas se deben comer para mejorar la vida sexual.

Se sabe, por ejemplo, que un déficit de zinc inhibe el deseo. Su carencia provoca retraso en el crecimiento y en la maduración sexual; además disminuye el sentido del gusto, según el prestigioso Manual Merck de Medicina. Por ello, potenciar la líbido se convierte en la función primordial de determinados productos y sustancias, como ocurre con el caso de las ostras, que se destacan por su alto contenido de zinc, al igual que el que contienen diversos mariscos como el salmón, cangrejos y pescados. Estas ayudan a la producción de testosterona, una hormona importante en el surgimiento del deseo sexual. Para su mayor efecto sexual se sugiere comerlas frescas, recién abiertas y rociadas con limón. Mucho cuidado con su procedencia, ya que si están en mal estado, podría ocasionar molestos síntomas estomacales y graves enfermedades.

Hay muchas culturas, como la norteamericana, que confían ciegamente en las propiedades afrodisíacas de las almejas, sin dejar de mencionar al caviar o huevo del esturión, considerado como uno de los afrodisíacos más caros del mundo.

Las almejas y los mejillones pueden comerse crudos bañados con limón o bien cocinados. Los camarones, langostinos, cangrejos y otros crustáceos tienen un sabor delicioso, totalmente afrodisíacos, y se comen ligeramente cocidos.

Por otro lado no podemos dejar de mencionar el pescado ya que es muy rico en fosfatos, proteínas y fósforo, elementos que lo convierten en un excelente afrodisíaco.

Con respecto a su forma, fálica, y provocativa, al igual que numerosas frutas secas y raíces que tienen formas similares a los genitales masculinos o femeninos, numerosas culturas de la antigüedad creyeron ver en ellos la causa del deseo sexual, atribuyéndoles a esos productos su propio deseo sexual.

La carne de pescado se caracteriza por su poco contenido de grasas y sodio, así como un alto índice de vitaminas liposolubles: A, D, y E, y las B6 y B12. Los pescados de mar, especialmente los denominados pescados azules son más grasos y menos digeribles que los blancos, pero más gustosos.

Composición química del pescado:

  • 70-80 % de agua.
  • 15-22 % de proteínas.
  • 1-25 % de grasas.
  • 0,1-1 % de sales minerales.
  • Vitaminas: A, B, D, y E.

¿Qué debemos tomar en cuenta para elegir el mejor pescado?

El contenido graso de la carne de pescado es principalmente de ácidos grasos insaturados, como el omega 3, que ayuda a disminuir el nivel de colesterol en sangre, mejorando la fluidez de la sangre y contribuyendo a prevenir enfermedades cardiovasculares y arterioscleriosis. Es aconsejable consumirlos por lo menos tres veces en la semana.

Desde Congelados Guerrero te ayudamos a elegir la mejor variedad de pescados y mariscos y conservamos sus nutrientes y calidad desde su pesca hasta su plato.